¡Vamos al por el 95% de la luna!

Lástima que no pudiese ser el 100%, cosas raras de la física astronómica y que tanto nos gusta. 

Hace varias semanas estuve buscando un lugar ideal para fotografiar la luna llena alineada con la torre de control del aeropuerto de Málaga, lo que llamamos un plano comprimido que a una distancia superior a 2km, hace parecer que el edificio o sujeto interpuesto delante de la luna parezca enorme. Fácil ¿verdad? Pues no.

Cualquiera diría: ¡pero con la cantidad de campo llano que hay alrededor!, ¿cuál es la dificultad? Pero eso que parece fácil, ya os digo que no. La cantidad de edificaciones matorrales, árboles, castilletes de la luz, ruinas, etc., que se interponen en esos alrededores para no visualizar correctamente la torre hace muy difícil su elección.

A pesar de todo, encontré un punto visible a 2.4km de distancia y la luna estaría alineada sobre la torre de control justa y exactamente a las 21:07 horas del día 18 de febrero, ni antes, ni después.

Así que prestos a cazarla, desde ASFOALH organizamos una quedada exprés en el punto planificado con Photopìlls, esa app creada por un grupo de mallorquines y que tantas alegrías le está dando a más de 400.000 usuarios de todo el mundo.

Quedamos a las 19:00, para que no se nos hiciera tarde, ¡je! Y antes de las 19:30 ya estábamos un grupo de amigos y amigas desplegando la cacharrería y a esperar. Muchas cosas deben coincidir para que la foto salga La climatología juega un papel decisivo, la humedad relativa que nos empaña el objetivo, las nubes bajas que se interponen delante, el viento que nos mueve el trípode, en fin, si se logra es casi de milagro.

¡Y llegó el momento!, justo a las 20:57 se empezaba a adivinar un arco luminoso en el horizonte. ¡Oh Dios mío, la luna está a la derecha de la torre!, nos hemos equivocado. Nooo, tranquilos ya irá subiendo y desplazándose, ya veréis como a la hora planificada está sobre la torre. ¡Mmmm, ya veremos!

Pero gratamente, fue un auténtico espectáculo visual el ver cómo esa esfera gigante de un color anaranjado intenso y brillante se descubría por el horizonte y ascendía por el firmamento surcando el cielo. Una de las lunas más bonitas que yo recuerde y tengo algunas en mi haber.

Finalmente se cumplió el objetivo y la luna se posó y ascendió por donde estaba previsto. Todos pudimos fotografiarla y, claro está, cada cuál le dará su impronta en el revelado, pero seguro que ninguna desmerece.

Misión cumplida amigas y amigos, otra quedada exitosa. ¡Vamos a por la siguiente!

Juan José Ortiz Soler

Vicepresidente de ASFOALH

A %d blogueros les gusta esto: